Labels

viernes, 23 de marzo de 2012

¿Porque el chocolate es malo para los perros?

25gr de chocolate negro puede envenenar a un perro


Los dulces que para los humanos son golosinas o tienen propiedades antioxidantes, son tóxicos para los perros y deben evitarse totalmente sin excepciones ya que los perros tienen sus propias golosinas y no se verían beneficiados por la ingesta de dulces, lo cual incluye el chocolate. El riesgo para el perro depende del tipo de chocolate, del tamaño del perro y de la cantidad ingerida. El componente del chocolate que resulta tóxico para los perros se llama teobromina. Mientras que los humanos metabolizan la teobromina fácilmente, los perros lo hacen mucho más lentamente, lo que permite que se acumule en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos.
teobrominaLa teobromina (C7H8N4O2, de nombre químico 3,7-dimetilxantina o 3,7-dihidro-3,7-dimetil-1H-purina-2,6-diona) es un alcaloide de la familia de las metilxantinas, familia que incluye también a la teofilina y la cafeína. En estado puro, es un polvo blanco. Es soluble en ácidos y bases, poco soluble en agua y alcohol etílico, y prácticamente insoluble en éter etílico.
Esta sustancia se encuentra en la planta del cacao (Theobroma cacao), principalmente en las semillas, las cuales contienen entre un 1% a un 4% de ésta. Al fermentar y secar las semillas, y luego procesar el extracto obtenido, se obtiene el chocolate. El chocolate negro contiene aproximadamente 450 mg de teobromina en 30 g, esto es diez veces más que el chocolate de leche común.


Un perro grande puede ingerir mucho más chocolate que un perro pequeño, antes de empezar a tener efectos adversos. También conviene recordar que los diferentes tipos de chocolate tienen distintos niveles de teobromina. El cacao, el chocolate para cocinar y el chocolate negro contienen los niveles más altos, mientras que el chocolate con leche y el chocolate blanco tienen los más bajos.
chocolate, alimento nocivo para los perrosSi su perro consume una pequeña cantidad de chocolate, probablemente sólo le produzca un malestar estomacal. Podría vomitar o tener diarrea. Sin embargo, cantidades mayores tendrán efectos más graves. En cantidades suficientes, la teobromina puede producir temblores musculares, convulsiones, un latido cardíaco irregular, hemorragias internas o un ataque al corazón. Produce efectos similares a las otras metilxantinas, es decir, estimulación del sistema nervioso central, broncodilatación y diversos efectos cardiovasculares; sin embargo, en los humanos no se ven estos efectos al consumir chocolate, siendo muy raras las intoxicaciones, aunque es posible que puede producir dolor de cabeza, inapetencia o alergias en personas sensibles o en cantidades grandes. El café, como el cacao, es particularmente peligroso, y puede ocasionar aumento del ritmo cardíaco, diarrea, ataques de apoplejía, coma y la muerte. La cafeína no tiene los mismos efectos sobre los perros.


La fase inicial del envenenamiento por teobromina normalmente se manifiesta con una hiperactividad severa. No se preocupe si su perro se ha comido los restos de una chocolatina, ha chupado un envoltorio o se ha tragado la última onza de una tableta de chocolate, ya que ésto no aporta una dosis de teobromina lo suficientemente alta como para hacerle daño. Sin embargo, si tiene un perro pequeño que se ha comido una caja de bombones, debe llevarlo al veterinario inmediatamente. Y si se trata de chocolate negro o amargo, en cualquier cantidad, es mejor pecar de cauteloso. El alto nivel de teobromina que tiene el chocolate negro hace que se necesite sólo una pequeña cantidad para que perro resulte envenenado. Se estima que en perros la dosis letal es de 6-17 gramos de chocolate negro (el que contiene mayor concentración de teobromina) por cada kilogramo de peso del animal.
El tratamiento habitual del envenenamiento por teobromina consiste en inducir el vómito en el plazo de dos horas tras la ingesta. Si está preocupado porque su perro puede haber comido una gran cantidad de chocolate, no dude en llamar a su veterinario. El tiempo en estos casos es de vital importancia, si descubre que su perro ha comido chocolate, tome nota del tipo, y trate de calcular la cantidad ingerida. Llame al veterinario o a un servicio de emergencias urgentemente. Asegúrese de que sus hijos sepan lo importante que es guardar los chocolates fuera del alcance de su perro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada